Noticia

LA LÍNEA VERTICAL aplica un ERTE con un mensaje de optimismo: “Somos un gran equipo y todos juntos lo superaremos”

FacebookTwitterCompartir

La Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía ha aprobado el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) presentado por LA LÍNEA VERTICAL por pérdida de actividad. La suspensión de empleo, que se aplicará hasta el 26 de mayo, afecta a toda la plantilla indefinida, un total de 31 trabajadores. Es decir, la totalidad de los adscritos al área de operaciones, más cuatro empleados de la gestión técnica.

LA LÍNEA VERTICAL, además de la Dirección de la compañía, mantiene únicamente en “guardia” a tres trabajadores con reducción de jornada al 50% en su sede de La Línea de la Concepción (Cádiz). Estos tres empleados del área de gestión técnica es el retén mínimo para reactivar equipos, pedidos y actividad. Porque en LA LÍNEA VERTICAL seguimos adelante, con optimismo, a pesar de este momento difícil. Somos un gran equipo y con el enorme sentido de la responsabilidad que siempre hemos demostrado conseguiremos superar esta “crisis del coronavirus”.

La dirección de LA LÍNEA. VERTICAL ha agradecido a cada uno de los trabajadores la responsabilidad, la comprensión y la solidaridad que han demostrado en estos tiempos de dificultad y temor. Pronto, sin duda, estaremos de nuevo todos juntos, trabajando para demostrar el espíritu de emprendimiento, de mejora y de innovación que siempre nos ha caracterizado. Y que nos ha llevado, por ejemplo, a ser reconocido como la PYME del año 2019 en la provincia de Cádiz.

Paralización drástica de la actividad

Desde el inicio del estado de alarma decretado por el Gobierno ante la pandemia de COVID-19, con la entrada en vigor del R. D. 463/2020 de 14 de marzo, hemos visto reducida drásticamente nuestra actividad, enfocada completamente al sector industrial, hasta en un 100%. Tras la entrada en vigor de dicho Real Decreto, se produjo una inmediata paralización de todos los proyectos y pedidos por parte de nuestros clientes, que han limitado también su actividad en los centros de producción solo a trabajos de extrema urgencia.

Hasta esa fecha, teníamos movilizados 54 trabajadores en diversas ubicaciones del país, con clientes como CEPSA, REPSOL, ENEL ENDESA y BP OIL. Todos ellos también se han visto obligados a detener sus actividades, de momento, sin fecha de reactivación. Igualmente, el 100% de nuestros clientes con proyectos que iban a comenzar en breve han suspendido su actividad.

Otro problema añadido para la ejecución de los trabajos ha sido la ausencia de medios de protección personal (EPI), de obligado uso para prevenir el contagio por COVID-19. Nuestros principales proveedores de estos materiales no disponían de existencias, y en algunos casos su material había sido confiscado y bloqueado por las autoridades.

Asimismo, las limitaciones planteadas al desplazamiento colectivo, finalmente, impedían cualquier desplazamiento de nuestros trabajadores tanto en el ámbito nacional como internacional.

LA LÍNEA VERTICAL aplica un ERTE con un mensaje de optimismo: “Somos un gran equipo y todos juntos lo superaremos”

Disponibles en cualquier momento para los clientes

La flexibilidad de ERTE permite, pese a la suspensión de contratos, poder reactivar a cualquier número de trabajadores si un cliente nos llama para ejecutar proyectos. Estamos por tanto disponibles para actuar en cualquier zona que requiera nuestros servicios, en menos de 24h.

En LA LÍNEA VERTICAL somos positivos. Confiamos en nuestros trabajadores y sabemos que unidos superaremos esta parálisis con extraordinaria fortaleza. Ya lo hicimos en el 2011, en plena crisis económica, cuando vivimos también un ERTE que dejamos atrás convirtiéndonos en la empresa de referencia en España en la ingeniería aplicada a los trabajos en altura y de alto riesgo.

Responsabilidad, comprensión y solidaridad

Nuestros técnicos están especializados en solucionar problemas relacionados con la inspección, el mantenimiento y la seguridad en ubicaciones de difícil acceso en la industria del refino, la petroquímica y la generación de energía. Como saben cada uno de ellos, es una actividad en la que se necesita conocimiento, fuerza, gran responsabilidad y sin duda pasión. Con esas mismas herramientas, vamos a salir adelante.

El ERTE es una medida temporal que suspende los contratos. Confiamos en no tener que pedir prórrogas y que a partir del 26 de mayo, si no antes, estaremos todos de nuevo dejando muestras de nuestro rigor y excelencia.

Una vez que el Gobierno levante el estado de alarma y vayan reactivándose proyectos y pedidos recurriremos de manera transitoria, como permite la legislación vigente, a dar de alta a los trabajadores afectados por el ERTE que sean necesarios y durante el tiempo preciso para ejecutar estos trabajos. Si la reactivación de la actividad lo permitiera, sin duda, todos los trabajadores de LA LÍNEA VERTICAL estarán de vuelta en su puesto de trabajo aunque no haya transcurrido el periodo de regulación temporal de empleo. Confiamos en que así será. Toca ahora quedarse en casa, refugiarnos de la pandemia y cuidar de nuestras familias.