Noticia

LA LÍNEA VERTICAL, la expansión internacional como garantía de éxito y de reconocimiento para una empresa líder

FacebookTwitterCompartir

LA LÍNEA VERTICAL es una empresa líder porque cuenta con un extraordinario equipo humano, innova, crea empleo, apuesta por la formación, es socialmente responsable y, además, internacionaliza. Estas son nuestras señas de identidad. “La diversificación de actividades, clientes y zonas geográficas es uno de los objetivos de nuestro plan estratégico para hacer de LA LÍNEA VERTICAL una empresa cada vez más fuerte y estable”, según manifiesta Carlos Martín Díaz de Espada.

El prestigio y alta cualificación técnica de los trabajadores, junto con el modelo de desarrollo de LA LÍNEA VERTICAL, ha propiciado una rápida y sostenida expansión empresarial en los últimos veinte años, haciéndonos merecedores de la confianza a nivel internacional de multitud de empresas. Estamos presentes en Chile y en Perú, pero en paralelo estamos inmersos en un proceso de expansión en Alemania y Austria, además de proyectos en Arabia Saudí y Catar, China, Portugal o Marruecos.

Nuestros equipos de inspectores y ensayos no destructivos, tanto en inspección por ultrasonidos y visual en zonas de difícil acceso, en la inspección en chimeneas industriales o en la revisión de antorchas, esferas y tanques han demostrado una inigualable profesionalidad y una elevada garantía de seguridad. Somos una empresa que aporta una “Seguridad sin Límites / Limitless Safety”. Nuestros técnicos de rescate industrial, de seguridad en altura y de consultoría de planes de emergencia, son igualmente referentes internacionales.

Hacia una delegación permanente en Centroeuropa

“Trabajamos con la ilusión de poder crear una delegación permanente, al igual que hicimos en Perú y Chile, pero esta vez en la zona de Austria y Alemania”, asegura Martín. Desde finales del año 2018, en LA LÍNEA VERTICAL hemos realizado importantes labores comerciales en varios países de Europa central que están, sin duda, dando sus frutos. Ya establecidos con fuerza en Sudamérica, es Europa central y la Unión Europea en general nuestro objetivo inmediato.

LA LÍNEA VERTICAL, la expansión internacional como garantía de éxito y de reconocimiento para una empresa líder

Ser la primera empresa autorizada en la historia de BP OIL Gelsenkirchen, ya en el año 2019, para aplicar las técnicas de posicionamiento por cuerda en Alemania ha sido un gran espaldarazo a nuestra labor técnica y a la profesionalidad de nuestros equipos de trabajo. La petrolera austriaca OMV con fábricas en Alemania, Austria y Rumanía, nos aprobó un primer proyecto en septiembre de 2020, que repetiremos en junio de 2021.

Todos nuestros equipos internacionales son siempre bilingües, pudiendo comunicarse en el idioma local (inglés, alemán, rumano, portugués…) gracias a nuestra plantilla internacional extraordinariamente preparada. Somos referentes, además, por la decidida apuesta por la acreditación de nuestros servicios y equipos humanos en las certificaciones con mayor presencia internacional: ANETVA, GWO e IRATA.

Referentes del trabajo vertical en Chile y Perú

Desde nuestros orígenes apostamos por la internacionalización y la expansión de LA LÍNEA VERTICAL. En veinte años, ya somos una empresa líder que trabaja en multitud de países y cuenta con una amplia plantilla permanente que nos permite asistir a nuestros clientes con rapidez y gran profesionalidad. Tenemos delegaciones permanentes en Lima (Perú) y Santiago de Chile (Chile), país en el que actuamos como G8 VERTICAL LIMITLESS BY LLV.

En ambos países, el reto de LA LINEA VERTICAL ha sido situarse como la empresa referente de trabajos en altura, contribuyendo de esta manera a la exitosa expansión internacional que estamos experimentando en los últimos años como compañía internacional y de larga trayectoria, con gran reconocimiento, tanto por clientes y organizaciones nacionales como internacionales.

En Chile, en pleno desierto de Atacama, la zona con mayor concentración de radiación solar en todo el mundo, LA LÍNEA VERTICAL participó en la construcción del complejo solar Cerro Dominador, la primera planta térmica de concentración solar que se construye en América Latina. Es decir, una torre de 250 metros de altura que combina una planta fotovoltaica más otra termosolar. “Estar en este proyecto tan fabuloso y formar parte del equipo es un orgullo como trabajador vertical chileno”, afirma Gabriel Andrés Quiroz Bravo, supervisor de G8 VERTICAL BY LLV y jefe de equipo de alpinistas en Cerro Dominador, a sesenta kilómetros de Calama.

Nuestra presencia en Hispanoamérica ha sido la demostración de nuestra capacidad de evolución y adaptación al sector industrial, con la aplicación de tecnologías poco exploradas en la industria en Chile y Perú. Y con las cuales LA LÍNEA VERTICAL ya es pionero en España y otros países como Alemania, como son las inspecciones con drones, y otros tipos de ensayos no destructivos.