Noticia

LA LÍNEA VERTICAL se afianza en Europa central

FacebookTwitterCompartir

Desde finales del año 2018, en LA LÍNEA VERTICAL hemos realizado importantes labores comerciales en varios países de Europa central que están, sin duda, dando sus frutos. Dentro de nuestro plan estratégico, la diversificación de clientes y países es una pieza clave en los próximos años. Ya establecidos con fuerza en Sudamérica, es Europa central y la Unión Europea en general nuestro objetivo inmediato.

En 2019 ya realizamos un importante proyecto en Alemania, para nuestro cliente BP, proyecto que repetiremos este año, nuevamente, desde septiembre. Ser la primera empresa que es autorizada en la historia de BP para aplicar las técnicas de posicionamiento por cuerda en Alemania ha sido un gran espaldarazo a nuestra labor técnica y a la profesionalidad de nuestros equipos de trabajo.

Contrato BP Alemania

Actualmente, la BP vive un proceso de transformación. La meta es pasar de ser una petrolera internacional a una compañía de energía integrada “enfocada en dar soluciones energéticas a los clientes”, según las palabras de Bernard Looney, su consejero delegado. Así, de cara al 2030, la compañía británica quiere centrarse en renovables, bioenergía o movilidad, sin dejar de lado la producción de hidrocarburos, pero con un peso muy inferior al actual.

Por otro lado, la petrolera austriaca OMV, con fábricas en Alemania, Austria y Rumanía, nos ha aprobado un primer proyecto para septiembre de 2020, que movilizará a uno de los equipos de habla alemana de LA LÍNEA VERTICAL durante varias semanas para realizar diversos proyectos en sus refinerías. OMV es líder en la producción de petróleo, gas y refino en el este de Europa, donde cuenta con el nodo de distribución de gas de Bumgarten, que recibe las importaciones de gas ruso y las reparte hacia Alemania, Francia, Italia y Eslovenia, entre otros países.

Todos nuestros equipos internacionales son siempre bilingües, pudiendo comunicarse en el idioma local (inglés, alemán, rumano, portugués…) gracias a nuestra plantilla
internacional extraordinariamente preparada.

El sector del refino está pasando por momentos complicados a nivel global, por la importante bajada de la demanda de combustibles fósiles, el proceso general de descarbonización y, en general, el entorno de bajos precios del crudo. La aplicación de nuestras técnicas de trabajo vertical permite a nuestros clientes, incrementando la seguridad de muchas operaciones, importantes reducciones de coste en las inspecciones y el mantenimiento de las plantas industriales en tiempos, como son estos, especialmente difíciles para el sector.